¿Qué pasaría si no existiese comunicación en las organizaciones?

Imagina a un conjunto de empleados de una organización que comparten objetivos comunes, pero que sus miembros no puedan comunicarse entre sí, ¿qué sucedería? La empresa quedaría completamente paralizada. ¿Por qué? Porque sin comunicación es imposible coordinar las actividades de sus miembros en el contexto tecnoglobal y cambiante en el que nos encontramos. Cada vez es más frecuente el trabajo en equipo para realización de proyectos concretos. En este sentido, la comunicación juega un papel fundamental en la toma de decisiones y en el consenso de los procesos. Por ello, el nuevo modelo de horizontalidad propone la descentralización en la toma de las decisiones, de forma que los directivos deleguen y que los empleados tomen las decisiones. dsa Podemos decir que “la comunicación es lo que permite a las personas organizarse, pues hace posible que coordinen sus actividades para llegar a fines comunes”, y el sujeto es la entidad comunicacional por excelencia, el recurso sin el que la organización no puede subsistir. LA COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL En este sentido, la comunicación organizacional es aquella disciplina que estudia la comunicación como un fenómeno que se da de forma natural en toda organización y propone técnicas y actividades encaminadas a facilitar el flujo de mensajes.

  • ¿Qué elementos configuran este proceso de comunicación?

En el proceso de comunicación podemos distinguir entre varios elementos: – El emisor: es el codificador y transmisor de la información. – El mensaje: es el objeto de la comunicación. Podemos diferenciar mensajes rutinarios o no rutinarios y mensajes verbales o mensajes no verbales. – El canal: constituye el medio a través del cual se transmite el mensaje. Hay una gran variedad de canales y las nuevas tecnologías han dado pie a la aparición otros tantos. De forma que estas nuevas tecnologías propician, sin lugar a dudas, que el “mundo se haga más pequeño” que la comunicación se realice más rápidamente y, por consecuencia, las decisiones se tomen con mayor prontitud y oportunidad. De manera que revolucionan la comunicación en las organizaciones y facilitan que puedan ser más veloces y precisas, optimizando la eficacia de la comunicación organizacional. – El receptor: es la persona a la que va dirigido el mensaje. El proceso de comunicación se desarrolla en un contexto en el que precisa de unas condiciones como son el espacio, el tiempo, el clima y la cultura. El hecho de formar parte del mismo contexto permite la comprensión del mensaje y posibilita que el emisor verifique que el mensaje ha sido recibido y comprendido correctamente. Es lo que conocemos como retroalimentación. Pero en ocasiones puede haber ruido, lo que produce interferencias o perturbaciones dentro del proceso de comunicación.

  • ¿Qué relación hay entre cultura organizacionaly comunicación? ¿Y qué relación entre éstas y la identidad social?

Respecto a la cultura organizacional, cabe destacar su unión estrecha con las pautas de comunicación que se establecen entre sus miembros. La cultura va a afectar a las pautas de comunicación y determinará, en muchos casos, su frecuencia, su calidad, su grado de formalidad y su dirección. Los valores y creencias organizacionales van a definir el “estilo” comunicativo de la organización y la caracterizarán como cultura de “contexto alto” o de “contexto bajo”. En la cultura de “contexto alto” los individuos están involucrados unos con otros, por lo que la información es altamente compartida. En la cultura de “contexto bajo”, las personas son individualistas y poco involucradas entre sí. Por lo tanto la comunicación es diferente. Un mensaje de contexto alto es aquél en que la mayor parte de la información está en el contexto físico, o bien, interiorizada en la persona, mientras que hay muy poca en la parte codificada, explícita y transmitida en el mensaje. Una comunicación de contexto bajo sería lo contrario, es decir, la gran masa de la información se vuelca en el contexto explícito. De esta forma, una cultura fuerte, aceptada y expresada en la conducta cotidiana de la fuerte, tendrá una comunicación de contexto alto. La cultura proporciona un marco común de referencia, es decir, una serie de significados compartidos, que hace que las personas perciban las cosas de una manera parecida, hablen el mismo lenguaje y tengan claridad respecto a lo que es importante para la organización. En este sentido, la comunicación se establece como fuente de identidad social al tener en cuenta en el funcionamiento de las organizaciones, ya que va a permitir la transmisión de los elementos de la cultura organizacional. —CONCLUSIÓN Como conclusiones podemos decir que, ante la nueva economía informacional y global, se incorporan las nuevas tecnologías de la información y la comunicación a todos los procesos y ámbitos, y el uso de la información es capaz de generar conocimiento y operar a nivel mundial. En este contexto, la comunicación se vuelve fundamental en las organizaciones, permitiendo coordinar las actividades de sus miembros y lograr los objetivos. Y como consecuencia, la pervivencia de la empresa. En este sentido, la comunicación es un buen método de evaluación del desempeño y el proceso de productividad individual, gracias a las entrevistas, pero además posibilita conocer el clima laboral de la organización. La atención a la comunicación que los trabajadores demanden deriva en una mejora en la productividad organizacional, ya que se lleva a un mejor cumplimiento de los objetivos, y por consiguiente posibilita un mejor rendimiento global.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s